Saltar al contenido

7 Poemas para Niños de Gloria Fuertes

Niño leyendo un poema de Gloria Fuertes

Poemas para niños de Gloria Fuertes

¡No me digas que los poemas de Gloria Fuertes no son divertidos! Claro que sí. Y sabemos que gustan mucho a niños de todas las edades (¡y adultos también!). Pasar una tarde leyendo poemas de Gloria Fuertes con niños es como irse a la selva de acampada: ¡es toda una aventura! La imaginación se desbordará y cada poema es una invitación a una conversación fantástica.

El ciempiés, la gallinita o el burro del carpintero no dejarán indiferentes a nadie de la familia. ¿Listos para la aventura? ¡Pues adelante! 😀

No te pierdas los últimos poemas e ilustraciones

Recibe un email cuando publiquemos algo nuevo (una o dos veces al mes). Odiamos el spam tanto como tú.

7 Poemas para niños de Gloria Fuertes

1. Me lo contó el garabato

Un día yo dibujaba en el techo un garabato,
y el garabato me dijo: gracias por haberme dado…

—¿Qué te di?
—¿No ves? ¡La vida!
Ahora si quiero te encanto,
te convierto en otra cosa
y ahora si quiero me largo…

Cuando le cogí cariño,
se me marchó el garabato.

2. El burro y la escuela

Una y una, dos.
Dos y una, seis.
El pobre burrito
contaba al revés.

—¡No lo sabe!
—Sí me lo sé.
—¡Usted nunca estudia!
Dígame por qué.

—Cuando voy a casa
no puedo estudiar;
mi amo es muy pobre,
hay que trabajar.

Trabajo en la noria
todo el santo día.
¡No me llame burro,
profesora mía!

3. El ciempiés ye-yé

Tanta pata y ningún brazo
¡qué bromazo!
Se me dobla el espinazo,
se me enredan al bailar.
¡Qué crueldad!
por delante y por detrás,
sólo patas nada más.

Grandes sumas
me ofrecieron,
si futbolista prefiero
ser,
pero quiero ser cantor
y tocar el saxofón
con la pata treinta y dos
en medio de la función.

4. Tormenta

Ya viene doña Tormenta;
ya viene con su tormento,
y a los negritos de Cuba
les pone el flequillo tieso.

En los cipreses,
los búhos.
En los pinos,
las lechuzas.
En los álamos,
los grajos.
En las escobas,
las brujas.
¡Abracadabra!
¡Patas de cabra!
¡Todos lo gritan!
¡Todos lo hablan!
Los pájaros vuelan
sobre la montaña.
Todos los percebes
en las peñas cantan.

Todas las gaviotas
sobre el mar aguardan
a doña Tormenta
con su lluvia larga,
con sus rayos negros,
con su capa blanca.

Gusanos de seda
mueren de las ramas,
bajo la tormenta
del Abracadabra.

Los búhos tiritan
debajo del agua.
Y en el estanquillo
se ríen las ranas.

Y los labradores
rezan a la Santa.

5. La gallinita

La gallinita
en el gallinero
dice a su amiga:
«Ya viene enero».

Gallinita rubia
llorará luego,
ahora cantará:
«Aquí te espero».

Aquí te espero,
poniendo un huevo.
Me dio la tos
y puse dos.

Pensé en mi ama,
¡qué pobre es!
Me dio penita
¡y puse tres!

Como tardaste,
esperé un rato
poniendo huevos,
¡y puse cuatro!

Mi ama me vende
a doña Luz.
¿Yo con arroz?
¡Qué ingratitud!

6. El burro del carpintero

No quiere comer viruta
el burro del carpintero;
se está quedando delgado
y rebuzna lastimero.

No tiene trabajo
el pobre carpintero.
Ha vendido la sierra,
la lima y el plumero.

Subido en el burrito,
trotando en el sendero,
llegaron hasta el bosque
en busca de alimento.

La ardilla se asomaba,
mirando por el hueco,
y el búho les decía:
«¡Aquí estaréis contentos!»

El amo come nueces;
el burro, tronchos tiernos;
y, ya todo arreglado,
aquí termina el cuento.

7. ¡Cu, cú!

Cu-cú, cantaba la rana.
Cu-cú, debajo del agua.

Cu-cú, asomó la cabeza.
Cu-cú, quería cerveza.

Cu-cú, pasaba un tendero.
Cu-cú, vendiendo carero.

Cu-cú, yo quiero lentejas.
Cu-cú, comida de viejas.

Cu-cú, yo quiero rosquillas.
Cu-cú, comida de pillas.

Cu-cú, yo quiero galletas.
Cu-cú, valen dos pesetas.

Cu-cú, ¡qué vida tan cara!
Cu-cú, me meto en el agua.

¿Os han gustado los poemas?

¿Qué tal los poemas de Gloria Fuertes? ¿Cuál os ha gustado más? Venga, no seáis tímidos 😀 Nos encantaría saber qué tal ha sido la experiencia. Déjanos un comentario abajo y dinos cuál ha sido el poema favorito de tus hijos.

close

No te pierdas los últimos poemas e ilustraciones (1-2 emails al mes)